La computación en la nube es un estilo de computación basado en recursos compartidos, que entrega las funcionalidades que ofrece una solución informática como un servicio. Los usuarios pueden acceder al servicio disponible en la “nube” a través de internet sin necesidad de contar o acceder a conocimientos técnicos especializados para adquirir e implementar infraestructura de software y hardware.

Las principales características de la computación en la “nube” son:  Agilidad para la entrega del servicio, reducción de costos, escalabilidad de los recursos de computo acorde con el crecimiento, independencia de la ubicación de los sistemas del sitio donde se usan, optimización del uso de recursos, uso de estándares de seguridad, los usuarios no tienen gastos de mantenimiento.